domingo, noviembre 27, 2022

Fomentar e incentivar la cultura

Amén de diseñar incentivos fiscales para atraer la inversión privada que complemente los presupuestos del sector de la cultura, de por sí deficitarios, importan mayores medidas que de paso cumplan en superior manera el mandato de la Constitución de 1991 que reconoce a la cultura como fundamento de nuestra nacionalidad.

Se trata que todos a una, personas y entidades que integran o son afectos al sector de la cultura, trabajen aunados con superior ahínco y en tal dirección orienten capitales y esfuerzos para lograr la necesaria consolidación de bibliotecas públicas a todo nivel, archivos municipales, realización de eventos y festivales culturales, apoyo a teatros, museos y centros de memoria en todos los municipios y escuelas, lo mismo que propender por la protección de las lenguas tradicionales, la recuperación y protección de edificios y monumentos de valor histórico, y en la conservación de los parques arqueológicos y el patrimonio sumergido, entre otras acciones.

Tenemos como municipios, departamentos, regiones y país generar mejores y mayores incentivos y beneficios a todo el campo cultural y creativo, a fin que destaquen en superior manera las artes y el patrimonio. No es de recibo que se debiliten los procesos, y menos aquellos que tienen que ver con la formación de niños y jóvenes, o los proyectos de restauración arquitectónica de los bienes de interés cultural en los cascos históricos, mismo que en su conjunto apuntan a consolidar comunidades virtuales en torno a la economía circular y el cuidado del medio ambiente.

Importa en este itinerario, encontrar receptividad en las autoridades legislativas y gubernamentales, para que accedan al rescate de los beneficios al libro, la lectura, el cine y muchas más otras manifestaciones y expresiones, en definidas cruzadas que coadyuven para salvar el campo creativo y cultural, las artes, las letras, la conservación de nuestra riqueza patrimonial y la empresa cultural y creativa.

Es entender y comprender que la diversidad cultural engloba las diferentes manifestaciones artísticas, tradiciones, conocimientos, costumbres, lenguas, y demás otros aspectos que poseen sus habitantes y es riqueza relacionada con diversidad geográfica y desarrollo histórico. Recocer y valorar esa diversidad importa para que se gobierne y conviva de manera inclusiva y respetuosa, porque así las políticas y programas que se fomenten atenderán a esta realidad y promoverán la valoración a las diferentes identidades que nos conforman., debiéndose establecer políticas educativas y culturales que las respeten y valoren, ya que aportan valores tales como tolerancia, cooperación y el aprecio sincero hacia los demás.

La cultura lleva al diálogo y al desarrollo, por lo que interesa lograr que las diferencias nos enriquezcan y fortalezcan en vez de dividirnos; de ahí que deba apreciarse el valor de la diversidad para desperdiciar el potencial creativo que posee y además por cuanto ese respeto nos predispone al diálogo, al aprecio y encuentro con quienes consideramos diferentes; y, si el desarrollo consiste en el despliegue de capacidades y poner a las poblaciones en condiciones de construir su propio futuro, definitivamente debemos contar con su potencial creativo, que además aporta multiplicidad de miradas y soluciones  a los problemas y en este sentido es herramienta e instrumento para el desarrollo, por lo que hay que fomentarla y no pretender su desaparición.

Definitivamente se impone fomentar e incentivar la Cultura, formular políticas, planes, proyectos y programas que la promuevan como principios rectores irrenunciables para fomentar y garantizar sus derechos y desarrollos integral, al tiempo de construir una ciudadanía que reconozca, respete y se enriquezca con la interacción en todos los niveles y espacios geográficos. saramara7@gmail.com

Articulos relacionados

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimos articulos

  • https://radiohd.streaminghd.co:7757/stream