martes, diciembre 6, 2022

Mujer recibe a bebé con unos guantes, una bata prestada y hojilla de afeitar

Al parecer el padre del recién nacido no tenía tiempo suficiente y tampoco 450 mil pesos que cobraba un carro para poder llevar a la mujer hasta el hospital de Maicao.

Sin ningún tipo de instrumento quirúrgico y de bioseguridad, solo nos guantes plásticos, una bata clínica prestada y una hoja de afeitar, una mujer adulta residente en el corregimiento La Majayura en el área rural de Maicao y acompañada de una promotora salud, recibieron al segundo hijo de una fémina que reside en una finca en el sector y quien por falta de tiempo y dinero no logró acudir a un centro asistencial.

La alarmante situación fue el día viernes 29 de enero, al parecer producto de una falta de control efectiva de la EPS a la paciente. La madre que es propia del lugar, tiene 20 años de edad y al parecer habría recibido información del ultimo médico que la trato, manifestándole que su parto sería el 15 de febrero aproximadamente, razón por la cual no había hecho preparativos para el traslado hacia un hospital, pues esta creía que se trataba solo de movimientos y dolores propios del embarazo.

Cuando el esposo de la ‘paisana’ como llaman en La Guajira a las mujeres de la etnia wayuu, noto lo que estaba pasando, se empezaron a movilizar y lo que pudieron hacer fue trasladarse en un carro hasta la finca donde ellos habitan localizado a pocos metros de la frontera con Venezuela. En un carro cuyo estado no es el mejor lograron movilizarse hasta La Majayura, cuando el líquido amniótico ya estaba fluyendo anunciando que el bebé estaba en camino.

Al llegar al pueblo, el padre de la criatura por poco se desmaya cuando un conductor le dijo que ese viaje costaba 450.000 pesos. No tenían plata para el traslado, ni para el viaje. Con todo esto, le avisan a la señora Yasenys Carrillo, una mujer de la que rtiene mas de 60 años de edad y que, además, siempre se ha estado para colaborar con lo que alguien necesite. Yasenys tiene muchos conocimientos, pero sin instrumentación, ni autorización para realizar estos procedimientos, pero como en este caso estaba en juego la vida de dos seres, decidieron seguir.

Finalmente, todo salió bien

Luego de varios minutos de un parto hecho a las carreras, pero que como un milagro de Dios logró salvar vida, el bebé llegó al mundo sin grandes complicaciones, este ya es el segundo hijo de Amelia Gonzalez, una ‘paisana’ residente en la zona rural de Maicao. Además, logró ser pesado con una balanza análoga de un vecino, quien usualmente la utiliza para pesar ñame, yuca, entre otros productos del campo.

 

Articulos relacionados

Ultimos articulos

  • https://radiohd.streaminghd.co:7757/stream